jueves, 27 de noviembre de 2014

Muerte



Sin la mentira de la resurrección.
Muerte consciente, alma quebrada en sordo llanto,
Muda muerte y ciego cielo que ha dejado de cernirse en lluvia
Diluida la sangre y hecho polvo el amor
Esparcido cual ceniza en la urna que soy yo.
Hueco recipiente encerrado al vacío de su hermetismo
Agrietada córnea con que miró,
Humo de espejos añicos
Sollozo en sombra 
Tristeza que se asoma al balcón, otea, mira, no huye
Buenos días, tristeza.

 I