domingo, 5 de febrero de 2012

Carnaval, carnaval...



Ha llegado la oscuridad, el frío, la lluvia pero no la melancolía. Dentro de ella aparece más miedo y soledad y siente que se va llenando de angustia sin dejar hueco a esperanzas vanas. Es alegre pese a todo; quizás por los demás, pero sin disimulo. No sabe impostar. Utiliza la ropa como disfraz y en carnaval se queda en casa. Cuando la invitan a fiestas de disfraces, no va. Creen que es aburrida o sosa o tímida pero lo que es realmente es reprimida. Sabe que detrás de un personaje daría rienda suelta a comportarse como una salvaje. El de japonesa le gustaría para diario, el de esquimal para los fines de semana, el de hawaina para el verano, charlestón para bailar, payaso para ir a trabajar, cleopatra para ligar...desnuda es como menos se la puede ver porque ha llegado la oscuridad, el frío y la lluvia, pero no la melancolía.

1 comentario:

Noelplebeyo dijo...

bueno,....de todo un poco