miércoles, 17 de octubre de 2012

Detrás de mí vuelvo a estar yo.


Lleva todo el día esperando mis palabras y yo cobarde, me escondo porque no sé qué decir. No le puedes decir "miedo" a un valiente, ni "angustia" al que no es ocioso; no le puedes decir la verdad a quien te dice que te quiere.

1 comentario:

José Luis Moreno-Ruiz dijo...

Pero no te eches la zancadilla...
JL