viernes, 27 de diciembre de 2013

Aborto sagrado.




Cuando ningún regalo vale porque ni abarca ni alcanza a significar lo que quieres decir, decides escribir.  Le mandas postales desde lugares imaginados no sólo para saludarla sino para decirle que la quieres allí; en los lugares comunes y en los lugares míticos, en los que ya estuvisteis y en los que os quedan por estar, en todas las ocasiones...siempre. Mamá.

Cuando tienes la absoluta certeza de que el regalo es el tiempo desde que nos conocimos y los días que nos quedan...anillo de compromiso. Te regaló la palabra 'siempre'  aunque me gustaría regalarte la respuesta al 'cómo'.

Cuando te vuelvo a ver en mis sueños o en fotos robadas, me regalas el sentido de mi vida. Abuela.

4 comentarios:

Sonsoles dijo...

Es precioso. Gracias, porque me siento igual con la figura de mi abuela. El pegamento de todos, una niebla amable q calaba en los huesos de todos nosotros y q desde que se fue, nada ha sido igual.
Un abrazo grande

Sara dijo...

Gracias.
Un placer.

Anónimo dijo...

Muy sincero y muy lindo. Besos, Sara (Leo)

Sara dijo...

Leo, gracias...hablamos...siempre.