domingo, 26 de enero de 2014

Redundar en las ciudades.

No pensaba que París esperaría por ella. Preveía su hundimiento antes que el de Venecia. Pisar sus puentes. La femme sur le pont. Abrirse en canal por sus canales. Redundar en las ciudades. Le esperaría en París y vencerían en Venecia. Pariría venciendo sus miedos a volar, tomando su mano, aferràndose a él. Él que le dice vuela conmigo, sólo conmigo a París y te reencontraré en Venecia. Ella  que no sabe qué teme más: si volar, si parir o los hundimientos. París.

1 comentario:

kynikos dijo...

todos los miedos atados por el mismo cordón
umbilical

un abrazo