sábado, 5 de noviembre de 2011

Et c'est moi.


Me revuelvo con medio cuerpo porque la otra mitad duele.
Es injusto que ni siquiera pueda tocarme; he de privarme hasta de mis propias manos.
Cuanto más me duele el cuerpo más me duelen las entrañas. No sé si mis entrañas empiezan en mi cabeza, pero creo que ahí dentro palpitan todas mis emociones. Las siento como redobles de tambores que hacen eco en mi pecho y mueren sordas en la barriga.
Doy la espalda y cierro los ojos y es ahí cuando lo veo claro: quiero volver al vientre materno de donde nunca debí haber salido. A ese retorno sólo puede ayudarme la química, y esa es una paradoja más en una mujer de letras que nunca ha sabido formular más que dispartes. Locura con freno. Belleza no aprehendida. Sensibilidad como tortura. Amor añorado, deseado, desconocido, leído, solo.



Gracias por este regalo, Sónico

7 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

volver no volverás pero aprecia el camino

tu medio cuerpo destila estilo

sara dijo...

Gracias.

11 dijo...

Sensibilidad que te tortura, sensibilidad de la que gozamos a cada texto.
Gracias por escribir, Gracias por salir de ese vientre materno.

sarco lange dijo...

Volver al vientre, arder entre amapolas.

FacuZ dijo...

Linda entrada, el camino no es para volver, es para continuarlo, no vuelvas....


un beso,
Facu.

BELLARTE. dijo...

Escuche esa canción, hace una semana, porque alguien te la dedico y me dio curiosidad. Esta buena la letra.
Amor añorado. Siempre me gusto como se escucha en mis labios pronunciar esas dos palabras juntas.

yosónico dijo...

:)