jueves, 17 de noviembre de 2011

Ophelias


Ya sé que todos estamos solos, pero los hay que están más solos. Yo soy una de ésas, de las que además rechazan la protección. Te tiran al mundo, te protegen de pequeña mintiéndote y piensan que te dan las armas educándote; pero no. No es sólo eso. Hace falta más. Hace falta que te quieras más de lo que te quieren, que aprendas a preocuparte de ti más que de los demás, que tu frialdad no sea sólo imagen y que tu sensibilidad lo sea sólo para el arte, porque si no es pura fragilidad o lo que es peor fragilidad pura.
Te ven llorar y te creen débil. Ten ven llorar porque no te escondes, o quizás por esconderte tanto acabas llorando. Es el único desahogo sano que me permito y siento que se censura más que los insanos. Todavía me sorprendo cuando me dicen que cómo no me gusto. No me conocen. No hay nadie que me soporte, ni los que me quieren. Porque al final, todo el mundo se protege de las personas como yo. La paradoja es que sobrestiman al que se subestima. La putada es que abandonan al que creen que no solamente sobrevive sino que también gana.
Ya sé que todos estamos solos, pero los hay que estamos más solos.
No puedo prometer que esté novelando, pero seguro que estaré exagerando.

7 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

en esa escala, la soledad peor es la q se rodea de ruido y gente

es insoportable

Rorschach dijo...

Estamos solos, terriblemente solos, pero a veces olvidamos lo sencillo que es coger el teléfono o enviar un correo, llenando esos espacios con banalidades. A veces conseguimos perspectiva y otras simplemente nos deprimimos más. Espero que estés bien, a pesar de tus entradas.
Besos de faro en noches de tormenta.

FOLIE dijo...

La ventaja que tienen las personas que saben contar historias es que pueden narrarse su vida como quieren, en drama o en comedia, en verso o epístola.
Un beso, desde mi hambre de todo, desde esta frágil realidad.

sara dijo...

A los que me mandais besos, a los que me escribís, qué menos que corresponderos con todo mi afecto. Muchas gracias, de todo corazón.

BELLARTE. dijo...

Que dilema.

C C rider dijo...

La soledad puede ser un antídoto contra la conspiración.

Anónimo dijo...

Solo sólo está el que no tiene a NADIE, el que no tiene trabajo
Cuando sientas cerquita la soledad es porque sabes lo que es estar lejos de ella y por ello deberías sentirte privilegiada.
Cuando estés sola no llores, sino sal y demuestra que la soledad es tu aliada.
Cada vez que te sientas sola, recuerda.Sólo eso.clara