jueves, 26 de enero de 2012

Algo se muere en el alma...

Es tiempo de cierres.




Todo mi agradecimiento y cariño a esta publicación. Espero que todos los trabajadores se repongan sin muchas dificultades de este atropello que se excusa, como tantos, en la palabra crisis.
He sido muy feliz pensando que mi abuela podría haber leído alguno de mis textos allí publicados: Átame fue el primero.
Gracies



Átame
Si la dictadura de los sentíos apoderaba los sos impulsos  comprendía que tenía que s’exiliar a otru cuerpu onde’l rexente nun se dexara dominar pola pasión.
–Ye fácil que se nos vaiga de les manes –dicía-y arrodiyáu.
        Dominar garró sentíu pa ella como la venganza que s’amazcara de  xusticia. Munchos yeren los que suplicaben sufrila. ¿Qué facía  qu’imploraren los sos golpes más gafos?
        Nun-y interesaben aquéllos que se queríen redimir. Baxo’l so   desamparu namás quería a los que la xubieren a un altor onde-y   resultara imposible endilgar la llamuerga onde tantes veces tuvo        que bregar. Convirtiérase nuna salvaxe cegada pol odiu.
        Alimentaba a tolos sumisos qu’a la so puerta facíen una filera  enfotaos en pasar fame.
–Toi preparáu; empieza cuando quieras.
–Fadrélo cuando quiera, pedazu de mierda.
        Tapó-y los güeyos cola mesma venda que-y apretaba l’estómagu y,  mentes consumía’l tiempu echáu naquella estera tan probe, ella   abrió un periódicu onde lleó la cayida d’una dictadura    d’allalantrones. Nun pudo más que felicitase en tremenda   paradoxa por sentise miembru d’una especie en desaniciu non poco  poblada.
–¿Qué faes?
–Lleo.
–Compártilo conmigo, por favor.
–Nunca.
        Él calló porque la venda tapó-y tamién la boca.
        Nun yera la primer vez que-y pidíen que lleera daqué nes   sesiones. Hasta dalgún llegó a sacar dalgún llibro na sala;  pareció-y ve-y la Filosofía del salonín a un rapaz aspirante a   actor. Tamién el vieyu profesor sorprendióla con La crucifixón  rosa de Miller. Tenía que ser implacable. Nada de llectures. Cualquier amateur de la dominación lo sabe.
        Ella vivía nuna sociedá qu’a priori nada tenía que ver con   aquélles onde dictadores, amigos y amantes facíen lo que   queríen. Vivía lloñe de sitios onde cultura ye pecáu, onde muyer   ye demoniu, onde moneda ye paraísu, onde se llimpien con procuru  altares y onde llibertá ye quimera.
        Vivía lloñe d’aquello, pero vivía nuna casa a la que diba  cualquiera que, mirando les páxines de contactos del periódicu, la alcontrara baxo’l so nome artísticu: Ama Profesional.
        El xuegu de la perversión frente a la perversa realidá.

4 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

pena cuando se cierra algo de todos,algo tuyo

FOLIE dijo...

Estoy bien, bonita, gracias. Hay un libro, El poder del cuerpo, con poesía femenina en varios idiomas, precioso de leer y de sentir. Lo he recordado leyéndote. Gracias por la ventana donde asomarse a un nuevo diccionario. Muchos besos

Javier H dijo...

Es una pena perderte. Tú blog siempre ha sido tan intenso y sincero que te echaré de menos.

Que todo te vaya muy bien. Un placer haberte conocido. Un beso ( casto) y hasta la próxima.

Sara dijo...

La verdad es que he estado pensando en dejarlo, en dejar de escribir...no sé.
El texto no iba por ahí; me refería al único periódico íntegro en asturiano que cierra su edición impresa.
El blog sigue. Y muchas gracias por tu opinión sobre él. nos vemos