sábado, 21 de enero de 2012

¿Tienes hora?


No me siento el pulso.
Es como cuando escribía probando todas las sensaciones; sólo que entonces lo hacía con lápices.
Ahora es diferente pero es lo mismo. Sólo que tengo que mirar dos veces  la tecla; antes tenía que mirar dos veces, tres, cuatro...se me nubla, bloqueo, no sé lo que digo. Hoy tengo opciones, formatos, fuentes... la de dios; pero sigue siendo lo mismo. Nebulosa, niebla, confusión... Vuelta  a atrás y cada vez más difícil: Has tocado la tecla que no era y cómo lo deshaces, no has puesto una Hache o una tilde, te has colado y te la han colado...una mierda...pero siempre lo mismo. Los que me entienden, me entienden,aunque no escriba bien ni tenga talento. Porque, por desgracia, tengo sentimientos; aunque sean las 3 y doce.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Ja ja,esta no se la esperaba, aunque la venganza a estas alturas pareciera más dejada a huevo( a lo judío )que increíble. Hurra Sara!

Freddylos mejores dijo...

Qué tía!

plssl dijo...

Eso es que cabalgáis.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Un instante de confusión o síntomas irrebatibles?

Sara dijo...

Chorradas más bien...