domingo, 8 de julio de 2012

Comodidades incómodas.


Sólo una tonta se emociona así.
Esa mañana se levantó con el ánimo bajo. Alguien le estaba haciendo de espejo y el reflejo no le gustaba nada.
Cuando una puede llegar a ser y se queda en estar.

4 comentarios:

Darío dijo...

Cuesta ser o querer ser, y casi todos nos conformamos con estar. Esa es la tragedia!!!

Garriga dijo...

eso es lo malo de los espejos, por eso a Borges no le gustaban.

kynikos dijo...

qué tonto soy.

Sara dijo...

¿Por qué?????? Kynikos