martes, 17 de julio de 2012

De mutaciones...


Puede pasar por bicho siendo una mujer. Se esconde bajo una piel de lagarto. Le ha salido una coraza natural que no sabe si es para protegerla o para fastidiarla. Está mutando de mujer a reptil. Ha empezado a salirle por el hombro derecho: primero se puso rojo, parecía quemado. Después su piel suave comenzó a volverse rugosa y de rojo pasó a colorado. Más tarde toda la piel se cubrió de postilla; una especie de costra que de rojo a colorado derivó a granate. No tardó mucho tiempo en taparle toda la espalda y en cubrirle del mismo modo su ánimo. Sigue dudando de si le ha salido para potegerla o para fastidiarla.

5 comentarios:

Garriga dijo...

si que es jodido mutar, pero inevitable, asi es la evolucion de las especies.

y que no duela cuando salgan las garras y salgas a atrapar tus presas por las noches a inocularles tu veneno para que sufran una muerte que imagino dulce.

Mis respetos

Kramen dijo...

Para protegerla sin duda, la piel de largarto por la que Morrison vivia, no llega más que para que el sol te llene de energia a diario y para que nada que no sea extremadamente afilado pueda atravesarla...

kynikos dijo...

conozco a alguien que conoce a alguien... y creo que sólo quiere acompañarla.

Bellarte dijo...

Una pesadilla muy real.

Sara dijo...

Un saludo y fuerte abrazo para todos.

Gracias