viernes, 25 de marzo de 2011

C'est incroayable



Hoy voy a echar un polvo. Lo haré con ansiedad; ha sido larga la espera. Lo haré sin devoción, sin contrición, sin prisa pero sin pausa, con nostalgia, con sorpresa, de frente y de lado. Lo susurraré y lo gritaré, lo sufriré y disfrutaré. Lo vestiré con misterio y lo disfrazaré de pasión. Lo adornaré con caricias y no disimularé las lágrimas. Planearé mis miradas y todos mis mordiscos. Afilaré la lengua dentro de su boca. Dibujaré en su espalda arañazos de furia. Me quedaré con cabello arrancado de su pelo.

Quizás deje que me pegue, porque sólo así podría descargar yo mi rabia. Deberá abrirme la veda. Golpearía su abdomen, patearía su espalda. Marcaría su cara.

Después de eso quizás pueda volver a hacer el amor.





6 comentarios:

Mariette dijo...

Coño qué suerte. A ver si te lo pasas bien.

Sara dijo...

Si fuera o fuese verdad...

FOLIE dijo...

Suerte, aunque la Folie de hoy no confíe en que follar lleve a hacer el amor. Tampoco amar. Ni proponérselo o inventarlo. Sigue siendo una receta misteriosa para mí.

Gloria dijo...

No sé pero el relato de lo que vas a hacer me ha parecido más parecido a una lucha cuerpo a cuerpo que a hacer el amor. Aunque pensándolo bien, tú no has hablado de amor, si no de sexo.

A mi me gusta más dulce.

Un beso, te deseo un buen fin de semana.

M.Samsa dijo...

dijiste hace unos días que tenías sensaciones parecidas a las mías...yo creo ahora que existen las vidas que discurren por una misma línea. Aunque nos pasen cosas distintas nos pasan las mismas cosas y yo alucino, Sara. :P

Clara dijo...

Para gustos, colores.