sábado, 12 de marzo de 2011

Et Dieu...créa la femme


Las mujeres guapas se convierten en las musas de hoy en día, pero ¿quiénes son las musas de las mujeres guapas? Sólo las muy egocéntricas en un acto reflexivo se inspiran a sí mismas: su reflejo en un cristal, el olor fragante de su melena al moverse, el efecto provocado en los demás...
No es la inspiración empresa sencilla para el común de los mortales.
Ella estaba tocada de fina sensibilidad estética, y se conmovía ante todo aquello que le parecía esencialmente bello: personas, sentimientos, cosas, palabras...La mezcla de belleza y tristeza le parecía la conjunción perfecta: una mujer bonita y lánguida mirando la línea del horizonte, la lágrima que recorre el rostro arrugado de su abuela, una sonrisa desdentada, la caída de la hoja o la tormenta perfecta. Música que llega al corazón, caricias de despedida.
Ella necesitaba vivir inspirada. Una vida sin musas es angustiosa porque te pasarás media en busca de ellas. Les pondrás nombres distintos a los clásicos; las llamarás amor, dinero, sexo, atractivo, estatus, poder, hedonismo...Se convertirán en tu obsesión y nublarán de tu horizonte placeres no tan menores. Perseguimos musas como si fueran mariposas. Intentamos cazarlas, pescarlas o atraparlas sin entender su verdadera naturaleza intangible. Recurrimos a pócimas en finas copas de cristal.
Ansiamos encontrarlas y también convertirnos en una de ellas. Pensamos que luciendo las galas que a ellas adornan, seremos una más, y no entendemos que la magia de las musas reside en su esencia inalterable.
Yo conocí a más de una. Todavía a veces viene alguna a visitarme, y entiendo que es una visita y no una mudanza. Ellas viven en el olimpo y yo no sé si cuando vienen aquí bajan o suben, pero sé que no se quedan y creo que será por algo. También lo agradezco, porque Tristeza es muy intensa; Amor a veces se convierte en Desamor, y eso me desconcierta. Alegría no puede contra todos. Belleza tiende a deprimirse cuando abre los ojos. Pasión a veces se descontrola y sólo trae problemas...
Las mujeres guapas sustituyen a las musas igual que el pensamiento práctico al romántico.


7 comentarios:

FOLIE dijo...

Siempre me han dolido las hostias del final de este vídeo, son de una cobardía imbécil y cruel.
Las musas de las mujeres guapas son todas aquéllas otras tan especiales que se encuentran por casualidad, que inspiran y hacen reflexionar, aquéllas mujeres que hacen palpitar un no sé qué con una belleza que, alabado sea el santísimo, está muy lejos de las revistillas de supuesta moda y belleza.
Ángel, musa y duende, que diría Lorca.
Besos

joplin dijo...

Una vez más tu texto me hace recapacitar.
El pragmatismo y el sentimiento romántico caben en la misma persona.
La asociación de musa con belleza estereotipada me pilla por sorpresa, en eso mi concepto es más romántico y la relación es musa-idea,inspiración.
Supongo que aunque inconscientemente, mis musas me habrán ayudada ser como soy. No me había parado a pensar en ello, en ellas. Ni siquiera sabía que las tenía, pero aprovecho para agradecerles su colaboración.Aunque tampoco estoy segura de que mi senda sea la idónea.
Besos

José Luis Moreno-Ruiz dijo...

Sara, ojalá sea cierto tu aserto final...
JL

Sara dijo...

Hola,
El texto un poco raro, no?
Dejarme que os mande un beso y os desee una buena semana.

Clara dijo...

No soy muy de musas. No soy muy de belleza, por lo menos de la fisica. Y no lo digo como el que presume de ver los documentales de la 2. Es que creo que es uno de los grandes males de nuestro tiempo, y puede que de muchos otros tiempos. No lo se.
Este "ahora" basado en las imagenes que viajan por las ondas y lo mismo se retocan en la pantalla que en el quirofano, creo que nos frivoliza. Basta con ver que la gente decide a que candidato votar basandose en su atractivo. Y asi nos va. Con politicos que dan mas importancia a su peinado, sus gestos, su look...y lo peor es que esos "detallitos" parece que ayudan a ganar la elecciones.
Por que no tengo pa comprarme un bosque y perderme, que si no....

Mariette dijo...

Que tengas un lunes menos feo de lo que son los lunes, guapa.

Sara dijo...

Gracias, igualmente...