jueves, 29 de diciembre de 2011

Los clavos de Cristo


Un año, no hace mucho, pidió a los Reyes Magos un clavo. La razón tenía que ver con el refranero popular, con uno que reza que "un clavo saca a otro clavo". Aquel año los Reyes hicieron caso omiso y creo que le dejaron un par de libros cuyo efecto se asemejó al de los clavos de cristo. Mucho lloró aquellas navidades; como casi todas.
 Qué tendrán estas fechas que son como una fase premenstrual o una crisis de los 40 o una depresión postparto...

10 comentarios:

José Luis Moreno-Ruiz dijo...

No te creo... Tú, no. Seguro.
JL

Sara dijo...

No, yo no.
Jaja.
Un beso J.L

Rorschach dijo...

Feliz 2012...!

Sara dijo...

Gracias,
igual para ti.

FOLIE dijo...

Feliz Año, y sonrisas sureñas pa ti!!!
besotes

Sara dijo...

Besos del Norte y un abrazo para ti.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Así es la verdad, todo eso y más...

Sara dijo...

Va por días, Joven...

Advenedizo. dijo...

bueno, estas fechas han sido (puedo hablar ya en pasado) un completo despropósito, como todos los años. El caos de las familias revueltas regalándose gilipolleces en un falso ambiente de concordia mientras el mundo que conocimos se desmorona alrededor y los 4 mafiosos de siempre, me la pela si son jefes de estado o presidentes de multinacional, hacen las maletas rumbo a su paraíso fiscal favorito.
Feliz retorno.

Sara dijo...

Feliz retorno...tan próximo