viernes, 23 de diciembre de 2011

Más difícil todavía


Más difícil todavía.
Ir al circo en navidad es una tradición. Pasen y vean:
La familia que cena silenciosa y más rápido que nunca un menú diferente al del resto del año, pero que cada veinticuatro o veinticinco sabe siempre igual.
La casa y la mesa en la que van faltando los pilares que la sustentaban y que daban sentido a ese festín gastronómico.
En otra casa, un viejo cena solo. No permite que un día así altere su rutina. Entiende que los jóvenes quieran ver su rutina alterada: distintos horarios, más comensales a la mesa, ropa de domingo, sonrisa impostada...Él no. Toma el postre viendo el telediario, asomándose así a una realidad a la que había cerrado la puerta.
Una vivienda de nueva construcción estrena navidad oliendo todavía a ilusión. Están recién casados y por primera vez no cocinará su madre. Se celebra más esto que nada.
Son muchas historias diferentes las que confluyen un día así, las que se sientan a la mesa una noche como ésa.
En una isla de Indonesia ha erupcionado un volcán, en Rumanía las nevadas también decoran el paisaje, son las lluvias en Australia las que dan el ambiente, fuertes borrascas en el norte producen olas que inundan los sueños y en México, en el estado de Guerrero, un terremoto casi hace variar la posición del eje de la Tierra.
Cambiará la fisonomía, pero nunca las tradiciones.
Y así los que están solos se sentirán más solos que nunca, los que están enfadados lo tendrán más presente ese día, las enfermedades dolerán aún más, los ausentes se echarán más de menos, los pobres se sentirán más desgraciados, las mujeres maltratadas tendrán que esmerarse con el maquillaje... Sólo serán felices los que adoren las tradiciones y los niños a los que se les empieza a enseñar a cumplirlas.
Ir al circo en navidad es una tradición. Se llenará la pista de malabaristas, de trapecistas y de payasos. Sorpresa, riesgo, precisión, poesía...todo eso es el circo.
Así que pasen y vean, déjense llevar por la ilusión y cuidado con el consumo; pese a que sea no sólo toda una tradición sino el motor que permite que brillen las luces de la navidad.
Cada año es más difícil todavía...

13 comentarios:

trapecista dijo...

pero a pesar de todo la función siempre debe continuar...

feliz navidad!

Sara dijo...

Gracias.
Felices fiestas también para ti,

Javier H dijo...

Pásatelo bien, y si puedes tira unos cuantos petardos y cohetes, que a mí, después de unos cuantos desastres, ya no me dejan.

Felices fiestas.

Sara dijo...

Pásalo genial tú también.
Cambia los petardos por copas de cava.
Felices fiestas

Noelplebeyo dijo...

a ver si con la desaparición de los puentes...algunas fechas se humanizan, pues estas son solemnemente artificiales

un beso

Rorschach dijo...

¿Somos lo suficientemente inteligentes para ser felices a pesar del contexto o el escenario? Claro que si...Feliz Navidad.

Layla dijo...

ASCO DE CIRCOS. Los familiares porque no los aguanto y los otros porque no soporto que se use a los animales para esas cosas. hoy estoy un poco destroyer

Sara dijo...

Todo llega y todo pasa.
Hoy ya es y mañana se termina. Intentemos ser buenos y poner buena cara aunque sólo sea por la que se ha pegado una buena panzada de cocinar o por no molestar a quien nos quiere.
Yo lo haré por mi abuela, a la que una vez fallecida y a las puertas de la iglesia donde no pude entrar, prometí que iba a ser buena.
Así que como ya ha pasado la resaca ayer, hoy estoy preparada para sonreír.
Os mando un beso y espero seguir viéndoos por aquí y por allí.

Rocío dijo...

Aún así, feliz navidad, Sara.

viste como son las cosas dijo...

Pobre el viejo solo.

Sara dijo...

¿Vistéis como ya ha pasado?
Felices Fiestas, Rocío. Gracias por tu felicitación y por seguir pasándote por aquí.
Y a ti Viste cómo son las cosas, decirte que sí, prubín (como decimos en Asturias)

Un beso grande

FOLIE dijo...

Un beso grande, y que tengas lindos días!

Sara dijo...

Gracias,
Un besín para ti también.