miércoles, 8 de agosto de 2012

Profundas penetraciones.


He oído que muchas mujeres lloran haciendo el amor.
Sinosuke lo había hecho siempre; unas veces por dolor, otras por decepción, recuerdos, frustraciones inseguridades...alguna vez lo hacía desbordada por las emociones o descontrolada por el miedo. También llegó a utilizar las lágrimas como excusa para parar...
Ayer lloró porque notó que él estaba tocando un lugar al que nadie accedía: su interior.

3 comentarios:

Garriga dijo...

cada dia más bella

Darío dijo...

Algunos hombres también...

Sara dijo...

Buenos días,

Garriga, gracias...

Darío, tendré que creerte.

Un beso grande y un saludo.