jueves, 24 de junio de 2010

Discussion



Aquella tarde habían discutido acerca del erotismo y de la pornografía. Ella era una defensora a ultranza del porno frente al erotismo en cuanto a búsqueda con resultados rápidos se trata. Curiosamente él no. Decía que si algo le había gustado de ella era que destilaba femineidad y erotismo, no pornografía. Le apostó algo y ganó. Le apostó que no serían capaces de tragarse una peli porno sin hablar, sin reír, sin follar; pero que podrían quedarse embelesados sintiendo el erotismo. Así fue. Sintieron cómo se elevaban, cómo sus pulmones parecían crecer al tiempo que su respiración se paraba, y sintieron la emoción y la impresión de la belleza. La conmoción.

El porno era efectivo pero antiestético. El erotismo es sugestivo, efectivo, impactante, bello...

No se trataba de elegir, sino de discutir...o ...¿de follar??

Totalmente, tiernamente, trágicamente

6 comentarios:

javier dijo...

Tenía curiosidad por saber si era como dices tú "lo puto peor". Eres demasiado autocrítica. Cuanto mejor escribes más exigente eres. En breve acabarás publicando y el resto vamos a parecer una panda de analfabetos. Au revoir.

Sara dijo...

Qué bien me lo pasé ayer. Gracias, pese a la resaca, la ronquera, la revoltura, la falta de sueño, el dolor de pies...lo puto peor...
á bientot

javier dijo...

Gracias a ti... aunque faltó la última cerveza. Fue una retirada la tuya más rápida de lo deseado. Pero pensándolo bien, encaja perfectamente en ese perfil tuyo de Cenicienta incorregible. No siempre las historias que uno vive acaban como desearía. Escribir y soñar tienen ventajas. Uno puede hacer discurrir los sucesos desde una óptica egoísta. Uno puede buscar un desenlace empalagoso, edulcorado, sugerente, delirante y hasta apasionado. Pero la vida misma, esa puta realidad que nos toca unas veces vivir y otras sufrir, también nos permite observar en su estado más puro las reacciones y la propia esencia de fenómenos de la naturaleza como tú.


Gracias por compartir con nosotros algunos de los capítulos de tu vida, de esa tu propia novela. No hay manera de ponerse a tu altura porque reconozcámoslo... eres tu mejor personaje.

Recordando parte de la etílica y noctámbula conversación que tuvimos, se me viene ahora a la cabeza la canción “Y por tanto” de Charles Aznavour. Es otra voz; es otra música , pero es tu misma historia.

Eva dijo...

Acabo de llegar a vuestro mundo. Me ha sorprendido. Es muy tarde ahora para pensar y para escribir algo más que este breve saludo. Nos "veremos" pronto.

Nota: no es 27 de junio por la tarde. Estoy en la madrugada del 28.

linterna roja dijo...

Me encantó Sara. Es un placer pasearse por aquí.

Mariette dijo...

PORNO.

(Da un poco de cosa rara leer comentarios de gente que te conoce)