lunes, 25 de abril de 2011

Elle ne se regrette pas?






Ada Cuerpo se calza sus botas; están sucias. Sabe que ha vuelto a equivocarse e intenta solucionarlo con una mueca de sonrisa. El día va a ser muy largo para Ada Cuerpo, lleno de remordimientos en sus minutos. Quiere que pasen las horas y ni siquiera desayuna en un intento de hacerlas correr. La cama apenas hecha. Evita mirarla, olerla. Una nausea súbita la hace correr al baño: es bilis. Recordaba la conversación de unos chicos que al estrenar casa se preguntaban unos a otros si ya la "habían estrenado" en su clara connotación sexual. Le provocó risa su simpleza, pero al verse vomitando, temblando con la cabeza entre sus manos, se dijo a sí misma que ella sí que ya había estrenado su nueva casa. Casa vomitada, casa estrenada.



Ada Cuerpo arrastraba fama de bulímica.



Sus nervios se instalan en la barriga y desde allí la dominan. No le será fácil disimular hoy. Busca el tabaco y las llaves y sale rápida cerrando la puerta tras de sí.



Baja por las escaleras con el miedo de cruzarse con alguien. Sus botas siguen estando sucias. En la calle busca su coche, pero no lo encuentra. Echa a andar, cruza los prados, sube el puente, se adentra en una autovía. Los coches pitan, algunos la insultan. Trepa por una valla y se adentra en una huerta. Pisa tomates, se hunde en la tierra. Continúa y coge una manzana de un árbol. Un perro la persigue ladrando. Sale de la finca y para un autobús. Se sube y no se sienta, se baja en la siguiente parada. Camina por un parque esquivando niños, llega a la plaza de toros. Se para.



Realmente no sabe cómo lidiar con lo que se le viene encima.



Ada Cuerpo, torera con botas sucias.

10 comentarios:

Rocío dijo...

Que se quede quieta y escuche.
No podrá huir.

Mariette dijo...

Qué miedo. Dios.

jorge dijo...

Caminar sin parar para que el tiempo pase.

¿Sabes? Mi poeta de cabecera dice; no importa lo rápido que corras, ni lo lejos que te vayas, seguirás estando a la misma distancia de tus problemas.

José Luis Moreno-Ruiz dijo...

Me encanta: cualquier interpretación psicoanalítica de tus relatos choca frontalmente contra el talento. Y gana el talento, claro: luminoso sarcasmo.
Por eso no entro en un proceso de búsqueda de intenciones. El talento, en quien escribe, es una de las pocas cosas a respetar.
Mis repetos, Sara.
JL

Li..* dijo...

Pero seguro que es una guerrera y sigue adelante superando todo. Un beso :) bonita foto

joplin dijo...

Todos nos equivocamos, pero si afecta tanto a su estado de ánimo, igual tendría que pensárselo bien para no volver a pasar por algo así.
Quizás es fácil decirlo y no tanto hacerlo.
Estoy segura que saldrá de esta.Beso.

Diego Volianihil dijo...

Siempre escapando como solución. Y sin embargo ese es el problema.

Javier H dijo...

No sé si la fuga es una solución o no, pero a veces es el único camino. Me gusta tu blog,

Un saludo

Sara dijo...

Hola!
Agradezco, como siempre, los comentarios.
A Javier H, quid pro quo. Es un placer que me mires, porque ya sabes que me gusta cómo miras.
A Diego Volianihil, aquí hay panteras muchas veces hambrientas, débiles.
A Joplin,Ada Cuerpo es de las que tropieza una y mil veces.Pero sabrá torear, no me cabe ninguna duda.
Li, pienso igual que tú; es guerrera.Gracias.
José Luis, cómo me ha gustado el comentario.
Jorge, ¿verdades absolutas o lugares comunes?
Mariette,espero no ser yo la que asusto(o no?)
Y Rocío, gracias por tu lectura atenta.

Un beso...

Clara dijo...

Aqui los toreros entran a matar, como dice la expresion.
Hay otros tipos de toreo mucho mas artistico y vistoso, sin carga de violencia. Eso si, no te juegas la vida...o sera por eso por lo que el de aqui levanta tantas pasiones?
OLE