jueves, 28 de abril de 2011

Tie-break










Estaba condenada a muerte y ni siquiera le concedió un vis a vis. Sólo lo iba a utilizar para hablar: y podía jurarlo. Hablar quizás gritando, quizás llorando, escupiendo, pataleando, mordiendo o arañando; pero hablar. Era una condenada sin piedad; ni cristiana, ni musulmana ni catalana. Y entonces decidió morir sin honra, sin orgullo. Las paredes de su prisión aguantaron los golpes de su cabeza y las embestidas de su cuerpo. En ellas volcó su vómito, clavó sus uñas. A ellas miró sin ver, presa de rabia.





Comprendió con el paso de los días y de los años que su condena a muerte consistía en la privación de decirle lo que sentía. Podría seguir increpando a aquellos muros, pero a nunca a más a él, que se había encargado de levantarlos para ella.





Sabía de gobernadores que intercederían, de asociaciones que la sindicarían y de presos que como ella, estarían dispuestos a tirar los muros; pero había aceptado morir sin honra, porque muriendo ella, lo mataba a él.

8 comentarios:

joplin dijo...

No se si ese tipo de amor será sano. Mi experiencia me dice que los muros levantados son por algo.
Siempre estoy con mis quizás, pero...¿no será un poco drástico?
El orgullo sirve sólo en algunas ocasiones, hay veces que retirarse es más sabio.
Beso.

Sara dijo...

Yo no sé de amores sanos entre hombre y mujer.
Un beso.

ANONIMADA dijo...

Nunca es tarde si la dicha es buena.
Si la dicha es mala siempre es temprano.

Layla dijo...

yo no sé si los amores sanos existen...

jorge dijo...

A veces creemos que muriendo arrastramos a la pena a alguien que ni siquiera nos hace caso.

Un empate que no satisface a nadie.

Una situación de difícil arreglo.

Yo elegiría el vis a vis de sexo salvaje y luego que me quiten lo "bailao".
Es que a mi el placer me puede.

Chus A. dijo...

Me ha encantado este texto. Vendré más por aquí, con tu permiso.
Saludos

Anónimo dijo...

Te han copiado esta entrada...
http://fantasmasalahoradeldesayuno.blogspot.com/2011/04/where-are-you.html?showComment=1310498265231#c5206573054711698446

sara dijo...

Muchas gracias, lector atento.
Flipo