domingo, 23 de mayo de 2010

Liaison




La precisión de las palabras.

Algunas son realmente elocuentes y como el buen poeta, expresan justo lo que uno siente y con brillantez.

Algunas incluso te abaten con su sonoridad: frustración, abandono, mediocridad...

Las hay bonitas pero de significado duro: apatía, soledad, éxodo...

Las hay vacías: casuística, priorizar...

A Dora le gustan las bellas y eficaces: vínculo es una de sus favoritas.

Abrió su abanico y pensó que quizás sería más preciso y precioso el lenguaje de los abanicos que el de las palabras. ¿Cómo se podría expresar con el abanico que se establecía un vínculo?Decidió colocarlo justo al lado de sus gafas; en posición vertical y semiapoyado. Parecía querer recostarse sobre ellas.

Con gesto brusco y descuidado él las cogió tirando su abanico al suelo.

Qué poco le costó romper el vínculo.

Al final da igual qué lenguaje se utiliza cuando se pisotean los sentimientos.






1 comentario:

Clara dijo...

Realisticamente hablando tambien da igual lo bonito que sea el lenguaje, aunque sea un precioso envoltorio que impresiona a primera vista y aumenta nuestra curiosidad y la imaginacion y las ganas de conocer el interior.
Personalmente prefiero los pequeños tesoros en bolsas de plastico