domingo, 10 de octubre de 2010

Le mythe de la caverne



Un día cualquiera de otoño...


-Quítate las botas.

-No.

-Por favor, quítate las botas.

-No. Y luego, ¿qué querrás que me quite?

-Los pantalones.

-¿Y luego?

-Las bragas.


Una semana después en otro paisaje otoñal...


-¿Qué quieres que me quite?

-Los zapatos.

-¿Y luego?

-Los pantalones y las bragas.


No me voy a quitar nunca las botas, Sara, ni los zapatos. No voy a despejar el camino hacia su placer, mientras no encuentren las palabras que como las de AliBaba lograron abrir la cueva del tesoro. Las botas son como el escudo del guerrero que llevo en esos momentos, y que me protege de la agresión que me puede suponer un cuerpo extraño con palabras manidas.

Y eso es lo peor, lo que hace que no te llegues a sentir especial ni única; unas palabras formuladas, un texto aprendido, una receta, un salmo, una blasfemia contra la magia.

Qué graciosos los fetichistas del zapato, los adoradores nocturnos del pie, los amigos del ritual...

No creo que existan, Sara.

Son fetichistas de lo fácil, hedonistas de su pene y no son amigos míos...







5 comentarios:

Clara dijo...

Estoy completamente de acuerdo con Dora.
El placer a buscar es el nuestro, y con un poco de suerte podremos compartirlo, pero con un YO mayusculo por encima de todo.

Anónimo dijo...

... Y la tomé con tanta fiebre, que ella sola se desnudo.
Escucha esto Chère Dora.
http://www.youtube.com/watch?v=oUK8Mo_CQB4

Newalba dijo...

Me he permitido hacer una tradución libre, como todas, creo yo de la canción del vídeo, que me ha parecido que complementaba muy bien al texto, espero que no lo consideres una intromisión.

SIGUES DICIENDO
QUE TIENES ALGO PARA MÍ
ALGO QUE LLAMAS AMOR
PERO CONFIESA
TE HAS METIDO EN UN LÍO
CUANDO NO DEBERÍAS
ESTAR EN UN LÍO
Y AHORA ALGUIEN MÁS
TIENE LO MEJOR DE TÍ
BUENO, ESTAS BOTAS
ESTÁN HECHAS PARA CAMINAR
Y ESO ES JUSTO LO QUE HARÁN
UNO DE ESTOS DÍAS
ESTAS BOTAS VAN
A PISOTEARTE
SIGUES MINTIENDO
CUANDO TENDRÍAS QUE SER SINCERO
SIGUES PERDIENDO
CUANDO NO TENDRÍAS QUE APOSTAR
SIGUES IGUAL
CUANDO TENDRÍAS QUE
CAMBIAR
LO QUE ESTÁ BIEN ESTÁ BIEN
PERO TÚ NO HAS ESTADO BIEN TODAVÍA
ESTAS BOTAS ESTAS HECHAS PARA CAMINAR
Y ESO ES JUSTO LO QUE HARÁN
UNO DE ESTOS DÍAS
ESTAS BOTAS VAN A
PISOTEARTE
SIGUES JUGANDO
CUANDO NO DEBERÍAS ESTAR JUGANDO
Y SIGUES PENSANDO
QUE NUNCA TE QUEMARÁS
BUENO, ACABO DE ENCONTRARME
UNA CAJA NUEVA DE CERILLAS
Y LO QUE ÉL SABE
NO HAS TENIDO TIEMPO DE APRENDERLO
ESTAS BOTAS ESTAS HECHAS PARA CAMINAR
Y ESO ES JUSTO LO QUE HARÁN
UNO DE ESTOS DÍAS
ESTAS BOTAS VAN A
PISOTEARTE
¿ESTÁIS LISTAS, BOTAS?
EMPEZAD A CAMINAR

FOLIE dijo...

Ummmm... los caminos del placer son inescrutables, mágicos y malignos... tengo un montón de ideas desordenadas acerca de esto... De lo que estoy segura es de la importancia de esa forma de ser vista por el otro: si despojamos al sexo de la subjetividad, si no se tiene en cuenta la unicidad del otro, apaga y vámonos... (y no tiene nada que ver con el vínculo ni con saber cómo se llama la otra persona...)

Sara dijo...

Perdón por mi tardanza. He estado un poco descolocada y sin saber ni qué decir ni qué escribir estos días. Me gusta esta entrada, y me gusta que os haya sugerido algo. Me encanta que paséis por aquí y que comenteis, Gracias.