jueves, 22 de julio de 2010

Paradoxe


A las feministas no se les permiten concesiones.

Lo sabía. Lo requetesabía.

Ella era una, y había fallado a la causa; a su causa.

Y no es que hubiese tenido un comportamiento machista( eso hubiese supuesto la hoguera), pero sucumbió al encanto de unas preciosas y económicas gafas de sol.

¿Que dónde está el problema?

Pues en la marca de las gafas: Playboy.

No pudo fingir que no se dio cuenta, porque vio el conejito en la patilla nada más tenerlas en sus manos, y casi le da algo cuando vio la toallita para limpiarlas; por suerte la funda era blanca y sin demasiada estridencia: un único y solo conejito presidiendo la tapa.

Las compró. Pudo su ansia consumista y devoradora de moda ( que no de conejos)

Ha de aclararse que consultó sobre su posible devolución antes de meterlas en el bolso (puta conciencia)

Y como si de un castigo divino se tratara, una vez puso un pie en la calle y se decidió a ponérselas, comenzó a verlo todo rojo. Sus uñas parecían pintadas para la ocasión, el pelo de su madre echaba llamas, el toldo de la heladería, las motos de los repartidores, las camisetas de la selección, las chanclas de los turistas...

ohhh

Y seguro que esa noche soñaría con el conejito asesino que en tremenda paradoja se come a una feminista.



5 comentarios:

Clara dijo...

A la hoguera con los conejitos de playboy, y tantas otras cosas, a la cámara de gas con el machismo, y al paredón con los que lo ejercen obligando a los demás a nadar a contracorriente para no dejarse llevar por la ola gigante de la desigualdad.

javier dijo...

Me alegra poder leer, además de las elucubraciones de Dora, comentarios como los de Clara. Entra en el blog y se queda. Hay gente que entra y apenas dice hola ya se fue. Me gustó mucho el comentario de pourparlers.

Pero centrándose en el tema, y desde la más absoluta serenidad porque el consejo de Baudelaire lo seguiré más tarde, el problema de Dora fue no comprar las gafas del conejito de Duracel porque en vez de soñar con un conejito playboytiano asesino devorando feministas, hubiera soñado con uno que dura, y dura ... Todo es cuestión de marcas.
Y esos problemas tras poner las gafas... Dora la próxima vez tendrás que decir eso de "¿Me pones una de cal sin hielo por favor? Es que así hace menos daño. Gracias"

Ahora en serio. Me ha gustado. El problema de Dora es el de muchos. Se llama prejuicios o conciencia judeocristiana. Nos han educado para que, hagamos lo que hagamos, siempre acabemos jodidos( Y como diría Cela "que no jodiendo").

Luego resulta que los moralistas que siguen yendo de alternativos y coherentes llevan más parafernalia y abalorios de sus marcas o de sus estereotipos que el resto de mortales que compramos lo que queremos o lo que podemos. Son casi siempre esos coherentes los que prejuzgan al resto por su exterior. Sí, ellos hacen de jurado y de tribunal dentro de su propio disfraz, y dictan sentencia sobre el grado de compromiso y sobre la validez de la gente que vamos sin alicatar a la moda, o a su moda, y que no vamos desnudos porque igualmente nos juzgarían. Hemos sido condenados de antemano...pero siempre nos queda el goce de la indiferencia hacia ellos. Ya nadie nos engaña. Todos sabemos lo que se esconde tras esas sonrisas maquilladas.

Sara dijo...

Gracias a los dos por "quedaros conmigo".
jaja.

Anónimo dijo...

Algunos "ismos" me producen desconfianza:machismo,racismo,materialismo,terrorismo...y aunque se que hay muchos "ismos"que no tienen que ver con los "extremismos"mi mente los asocia con la intransigencia.
FEMINISMO...por un lado me suena fascinante,utópico y liberador,pero por otro,me resulta oscuro y paradójico (por que sugiere una rivalidad insalvable entre los dos géneros)
Siempre defiendo la IGUALDAD de géneros y aunque en muchas ocasiones me cuelgan la etiqueta de Feminista,no creo que lo sea..
De todas maneras,no creo que la lucha por los derechos y las obligaciones,de una manera de pensar y vivir,se vea malinterpretada por algo tan banal y superficial como un complemento o una manera de vestir,por tener el pelo largo o corto..por un simple aspecto físico.Supongo que las convicciones feministas van más allá de estas cosillas.
Para mi los consejos son como las lentejas...si quieres los tomas y si no...
Dora comprate las gafas que te de la gana,que lo importante está detrás, y preocúpate lo menos posible por la opinión de quien no aprecia más de lo que se ve a simple vista.
Ya me había arriesgado a escribir mis sencillas opiniones,que comparadas con las que leo,tan bien expresadas y en ocasiones poéticas,me parecen bastante ¿toscas?...no se como definirlas,pero como lo que cuenta es la intención,me arriesgaré a dejar al descubierto mi falta de soltura a la hora de escribir (por no decir mi letargo cerebral).
Espero que después de devanarme el seso para escribir todo esto,salga publicado,los otros no los veo..
Un besote Sara...y otro para Dora.
Cova

Sara dijo...

Cova!! Qué bien escribes. No sé si te fijaste el día de la espicha en las gafas que llevaba sara (se las dejó Dora). Supongo que tú no te fijas en esas "cosillas"jaja. Me alegro.
Un beso.
Ahh, es que tengo problemas con el ordenador, con la conexión,...