lunes, 11 de julio de 2011

Gora San Fermín


Patrones de conducta:
Madruga todos los años durante las vacaciones estivales para ver desde el sofá los encierros de San Fermín. Cuando hace tiempo hablaba del hombre perfecto y se decantaba por el submarinista, se olvidó del tronkatori. Buscando explicación a cómo una anticorridasdetoros gozaba de los encierros sanfermineros, que no de otros, recordó la poderosa atracción que sintió hacia unos hombres que subidos sobre un tronco lo hachaban con todas sus fuerzas. Viendo los encierros, creía volver a verlos entre tanto guiri y madrileño despistado. Seguían llevando la misma indumentaria: camiseta de su equipo, pantalón de montañero, hoy blanco, calzado deportivo, aro en la oreja...Tenían la misma actitud: porte atlético, ágil, ausencia de miedo, necesidad de adrenalina...Y a ella eso le gustaba...
Un tipo que madruga sin quejarse no sólo para correr, sino para echar una carrera ...
Un hombre que controla su miedo
que mantiene las costumbres familiares
que respeta a los invasores extranjeros
que no lucha contra el animal pero que se quiere medir con él
hombre templado, fuerte, seguro, osado, pasional, natural...
Otro hombre perfecto.
Se vuelve a la cama cuando termina el encierro sin heridos por asta de toro pero con muchos corredores atendidos por magulladuras y golpes.

No hay comentarios: