domingo, 17 de julio de 2011

No cerramos por vacaciones...

                                                                          Kanako Sasaki

He soñado que me enrollaba con Antonio Banderas, que no era actor, sino bailarín clásico con una estupenda cabellera y cuerpazo flexible (estaba buenísimo, no sé porqué le atribuí esa identidad). Me llevaba a comer a un pueblo pesquero y ahí terminaba el sueño dando paso a la pesadilla. Yo tenía que acabar yéndome porque decubría una especie de engaño por su parte. LLegaba a casa, creo que borracha, y me acostaba. Cuál no sería mi sorpresa al darme cuenta al levantarme de que me faltaban mis dos coches¿?. Recuerdo que el coche había tomado bastante protagonismo en una primera parte del sueño, en el viaje hasta el pueblín, disfrutando de unas vistas nocturnas llenas de edificios  iluminados y de cráteres de volcanes en erupción (visto todo ello desde la lejana perspectiva, precioso)...Me habían robado, y no sólo un coche sino dos. Llamaba a la policía tras unos momentos interminables de no saber el número, y no me hacían mucho caso. Pasado poco tiempo, aparecía Antonio con su compinche y ahí la cosa se tornó violenta...despierta!!!
Parecen perseguirme animales muertos este verano. Tras la paloma de la paz han sido muchas las que he visto muertas o agonizantes en carreteras secundarias, principales o de mala muerte. Gatos, gatinos, puercoespines, aves varias. Me pregunto si ellos también saben que se acercan catástrofes. Vi un potro corriendo por una autovía. Corría huyendo de esta civilización que no aprende del pasado. Mi perro mató a un gato ayer, recordándome nuestros instintos más primarios y lo difícil que lo tienen algunos para sobrevivir.
 Con este panorama me da reparo hasta utilizar insecticidas.

2 comentarios:

Sergio dijo...

Has convertido al Zorro Banderas en un cuatrero de coches... qué increíbles son los sueños. Espero que no veas más animales muertos de ninguna naturaleza, aunque algún moscón pesado puedes extinguir sin problemas.
;)

sara dijo...

Hola Sergio,
Gracias por tu comentario.
Pensando en lo de los animales...hace tiempo veía alguna ratilla o ratón atropellados en la carretera, pero he dejado de verlos. Ahora veo más aves y animales de mayor envergadura...Seguro que responde que algo. Quizá las ratas estén escondidas...